miércoles, 14 de marzo de 2007

La galería de arte Appetite estrena espacio y sigue creciendo

Será el próximo viernes 16 en un enorme galpón de San Telmo con las exposiciones "Pandillas de verano" de Anabella Papa y "Pinturas Parlantes II" de Gustavo Marrone. Dirigido por Daniela Luna y a menos de dos años de su apertura al público, tuvo un meteórico crecimiento: obtuvo gran éxito de ventas en las últimas ediciones de arteBA y Expotrastiendas y llegó a cosechar elogios hasta del The New York Times.

por Mercedes Ezquiaga

La galería de arte Appetite, que dirige la joven Daniela Luna, estrenará nuevo espacio el próximo viernes, en un enorme galpón de San Telmo con las exposiciones "Pandillas de verano" de Anabella Papa y "Pinturas Parlantes II" de Gustavo Marrone.

A menos de dos años de su apertura al público -en otro local muy cerca del actual-, esta joven galería tuvo un meteórico crecimiento, obtuvo gran éxito de ventas en las últimas ediciones de arteBA y Expotrastiendas y llegó a cosechar elogios hasta del prestigioso diario The New York Times.

Los artistas, que en su mayoría rondan los veinte años, realizan objetos, pinturas, perfomances, videos o instalaciones de llamativa presencia, con muchos colores, texturas y materiales tan diversos como útiles escolares, telas, cera, telgopor, stickers, brillantina y hasta muñecos de plásticos derretidos.

"Son todos artistas de gran diversidad que asumen riesgos y que tienen un espacio para experimemtar", señaló la mentora del espacio, Daniela Luna, en una entrevista con Télam.

La trastienda de la galería alberga obras tan llamativas y diversas como las sutiles acuarelas de Ariel Cusnir, las instalaciones con amimales disecados de Nicanor Aráoz, las imágenes religiosas sobre telas y lentejuelas de Mercedes Cosci o una suerte de diario íntimo de tela cocido sobre una enorme colcha de Victoria Colmena.

El imaginario de los artistas, de lo más diverso y "delirante", salta de una pintura que exhibe un enorme delfín rosado con cuerno de unicornio envuelto en un arco iris (de Nicanor Aráoz) a las piedritas de los gatos cruzadas con posavasos chinos de colores (Fabio Risso).

Muy cerca de allí se puede ver la obra de Rafael González Moreno, quien armó collages con los típicos letreros fluorescentes de kioscos y bares, rodeados de estrellas metalizadas, enfrente de las enormes flores de femenino diseño de Yanina Szalkowicz y muy cerca de las eróticas y hardcore fotografías de Yamandú Rodríguez.

"Rafael González Moreno estuvo viviendo en Suecia y cuando llegó acá quería hacer su ’wonderland’: un lugar que llenara todo, que no se pudiera respirar, que fuera todo color. Para mí está bueno que los artistas de esta galería se saquen las ganas, pero que lo hagan en serio, exageradamente, como para que den paso a la evolución", contó Luna.

"Después de eso -continuó la galerista-, Rafael empezó a hacer una obra mucho más relajada, limpia y empezó a derretir juguetes en sus cuadros, que son geniales", explicó la joven en una recorrida por la galería.

Al fondo del espacio (de 400 metros cuadrados) reside la instalación de Gustavo Marrone, titulada "Pinturas parlantes II", en las que el artista propone un diálogo entre "lo pictórico, la palabra, el texto, la articulación de las ideas, la reflexión irónica y melancólica y la ilusión de renovarse mutuamente".

Por su parte, Anabella Papa pintó enormes y coloridos cuadros de grupos de chicos, tomados de cerca, sonrientes en algunas imágenes, peleando en otras, en su muestra titulada "Pandillas de verano".

Para la multifacética dueña de la galería (artista y economista), este espacio de imponente y llamativa presencia era algo que estaba haciendo falta y no ocurría, por eso el camino para el proyecto se abrió con tanta rápidez y fluidez, juzgó.

"Cuando decicí abrir Appetite, venía de ver muchas galerías de afuera y llegué acá y tuve la sensación de que algo estaba brubujeando y que estaba por explotar y era el momento exacto para hacerlo", aseguró.

En el espacio anterior, donde funcionó Appetite en sus inicios, se inaugurará un espacio llamado "Tanto deseo" donde las obras en exposición estarán excusivamente relacionadas con temas de sensualidad y erotismo.

Además, los múltiples proyectos de Appetite incluyen la futura inauguración de "Devorame", un espacio para los proyectos particulares de los artistas de la galería -como diseño de ropa o arreglos florales- y una exposición en el Centro Cultural Borges, a donde fueron invitados a mostrar su obra, con la curaduría de Luna.

fuente: Telam (Agencia de Noticias de la República Argentina), Cultura | Arte. Mercedes Ezquiaga
http://telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&dis=27&sec=7&idPub=55566&id=136623
14/03/2007